Tsatsas y bumpas para la estupa

 

[Ver video]

Mientras que la futura estupa que va a albergar una parte de las reliquias de Shamar Rimpoché toma forma poco a poco, continuemos descubriendo los secretos sobre la fabricación de los diferentes elementos que va a contener y esta vez, ¡vamos a interesarnos en las tsatsas y las bumpas!

Como muchos ya saben, una tsatsa es una imagen búdica en arcilla o en yeso que se realiza por modelaje o por estampado. Las tsatsas de la estupa se han creado a partir de moldes de silicona en su mayoría, fabricados expresamente para la ocasión

Hay dos tipos de tsatsas. Algunas son de la imagen del Buda Amitaba que vienen del mismo tipo de molde que los que permitieron fabricar hace ya cuatro años los soportes de ofrendas para participar en la financiación del Instituto. Las otras estatuillas son estupas: un modelo grande, de unos 15 centímetros de alto, rodeada de la representación de cien pequeñas estupas con el fin de ampliar el efecto positivo, y un molde pequeño de unos 5 centímetros sobre las que están esbozadas los 8 tipos de estupas.

 

Tsatas del Buda Amitaba secándose

Tsatas del Buda Amitaba secándose

Tsatsas pequeñas

Tsatas pequeñas

¿Qué es lo que hace que estas estatuas y estatuillas sean tan especiales? El secreto reside en su fabricación…  Las tsatsas son de yeso, pero este material se encuentra lejos de ser su componente esencial. En cada estatuilla encontramos un rollo de mantras y sustancias preciosas disueltas en el agua que se mezcla con el yeso. ¡Y qué sustancias!  ¡Nada menos que las cenizas de Shamar Rimpoché a las que se les añaden píldoras bendecidas que remontan al 1er Karmapa!

La preparación se vierte en los moldes

La preparación se vierte en los moldes

Una vez que la mezcla sagrada está lista, no queda más que rellenar los moldes y esperar a que la preparación se solidifique. Tras lo cual, las estatuillas se desmoldan y se ponen a secar. Finalmente, las tsatsas en forma de estupa se pintan en cinco colores (que, como sabemos, están ligados a las cinco sabidurías despiertas) y se coronan con un pequeño cuadrado de tela que simboliza el paraguas de Buda (1).

pintado de las tsatsas en los cinco colores

↑ Pintura de las tsatsas en los cinco colores

Peinture des tsatsas aux 5 couleurs

En cuanto a las tsatsas de Amitaba no se pintan: su yeso ostenta el rojo típico de este Buda.

Al final de varios meses de fabricación que se ha llevado a cabo encima del templo con el apoyo de practicantes y simpatizantes de los alrededores de Dhagpo, ¡contamos con cerca de 300 estupas grandes, 2000 pequeñas y unos 300 Budas Amitaba!

Las bumpas (término tibetano) son vasijas. Estas se han colocado en los cimientos de la estupa de Shamar Rimpoché a principios de septiembre.Podemos distinguir dos tipos: unas son en metal dorado y las otras en cerámica. Todas tienen una tapa para preservar de la mejor manera posible su precioso contenido.

Boumpas en métal

Boumpas en métal

Boumpas en métal

Bumpas en cerámica

Bumpas en cerámica

Decoración bumpa en cerámica

Decoración bumpa en cerámica

¡Todas y cada una de ellas está rellena de sustancias sagradas y… consagradas! En medio de estas sustancias viene a colocarse un elemento que hoy conocemos bien: un sokshing. Todas las bumpas llevan una representación del símbolo de las tres joyas y están ornamentadas con telas de los famosos cinco colores..

Sokshing en el interior de las bumpas

Sokshing en el interior de las bumpas

Lama Jampa et Sylvestre remplissent les boumpas

Boumpas remplis et coiffés de tissus des cinq couleurs

Sustancias que llenarán el interior de las bumpas

Lama Jampa et Sylvestre remplissent les boumpas

↑ Lama Jampa y Sylvestre llenando las bumpas

Contamos en total con 18 bumpas: 9 tashi terbum (“vasijas de riquezas”) en cerámica de 30 centímetros, que simbolizan la generosidad (una de las cualidades y práctica indispensable para alcanzar el despertar) y 9 vasijas de metal de 15 centímetros dejadas como ofrenda a los nagas (2).

Todas estas bumpas se han consagrado según un ritual tradicional antes de colocarlas en el corazón de los cimientos de la estupa, en una pequeña cámara concebida para acogerlas. Enraizada de esta manera, la estupa puede continuar elevándose, etapa tras etapa, hasta el momento de su consagración prevista para el 20 de noviembre.

 

Si desea participar en el proyecto, visite nuestra página “participar”